Perros y comunidades

¿Quién se responsabiliza por el bienestar animal?

El bienestar de los animales de compañía, con los cuáles los humanos comparten las ciudades, el campo y sus casas, es responsabilidad de la ciudadanía, el Estado y las organizaciones particulares relacionadas a ellos.

Esta responsabilidad debería ser liderada por los gobiernos, pero cuando esto no sucede, ¿quién llena estos vacíos?

Lo cierto es que si la sociedad quiere ver cambios en materia de bienestar animal, alguien debe responsabilizarse. En toda América Latina existen organizaciones ligadas al bienestar animal, como Protección Animal Mundial, que realizan trabajo de incidencia para que gobiernos y comunidades den una mejor calidad de vida a animales vulnerables, como los perros callejeros o los que viven con familias que no los cuidan y los maltratan.

Perros callejeros

Sin embargo, estas organizaciones no pueden trabajar solas, ni llenar los vacíos que dejan la falta de liderazgo de algunos gobiernos –nacionales y locales- en este tema.

Por ello, lo ideal es que la comunidades se organicen en comités que velen por el bienestar de los animales, y que incluyan representantes del sector público, organizaciones de la comunidad, líderes comunales, veterinarios, y de ser posible también la academia.

Idealmente, las autoridades correspondientes que velan por el bienestar animal deberían convocar estos espacios, pero cuando no existen puede surgir por la iniciativa y la presión ciudadana.

Este tipo de comités, con alcances y estrategias locales, permite atacar las vulnerabilidades específicas de cada región, y que la ciudadanía y las organizaciones puedan seguirle el paso a los compromisos de las autoridades.

La organización, el trabajo comunitario y la asignación de verdaderas responsabilidades y compromisos son buenas formas de luchar por el bienestar animal.